Fallece el Padre Ramón Alejo «Moncho»

Falleció hoy el sacerdote católico Ramón Alejo (Padre Moncho), informó en su cuenta de Twitter @delacruzbaldera hace unos instantes Monseñor Alfredo de la Cruz Baldera.

«Con gran tristeza pero confiado en la promesa del Señor comunico que acaba de fallecer nuestro estimado P. Ramón Alejo (Moncho). Paz a su alma», dijo el obispo en su cuenta de la importante red social.

Un poco del P. Moncho

El Padre Moncho nació en abril de 1954. Era un cura que usaba crucifijo ni usa camisa clerical, porque en una historia del periódico Listín Diario que este diario publicó en el año 2009, pensaba que eos símbolos del catolicismo se «usan para buscar privilegios y sensación de santidad”.

Era de armas a tomar, ya que para protestar y canalizar su rebeldía prefería posturas firmes y testimonio de vida, a lo que nunca renunció de luchar por las necesidades de su pueblo.

Nació en Pimentel, municipio francomacorisano. Cuando ingresó al seminario nadie creyó que lo suyo era serio, pues tenía fama de “quemagoma” y “cabezacaliente” de las manifestaciones estudiantiles. En tiempo récord se ordenó sacerdote, en 1982.

“Fui al sacerdocio convencido de que tenía que asumir un compromiso con Dios desde el pueblo y que él me llamaba, no para un sacerdocio como medio de vida, sino para un ejercicio liberador y constructor de una sociedad nueva, con justicia y donde se valorice a hombres y mujeres sin importar condiciones sociales, políticas o religiosas”, confesó el Padre Moncho durante la entrevista con el citado diario.

Fue licenciado en Derecho y acreditado en pedagogía religiosa.

<<Algunas noticias destacadas del Padre Moncho>>

Se recuerda que cuando el profesor de la UASD Narciso González (Narcisazo), fue secuestrado en el último gobierno de Balaguer, dirigía la revista «La Muralla», espacio en el que el catedrático universitario escribió el artículo que le costó la vida; “Diez razones por lo cual Balaguer es lo más perverso de América Latina”, cuya parroquia fue ocupada varios meses y Moncho vigilado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *