En Pimentel temen lo peor por falta de atención al virus

CORALIS ORBEcoralis.orbe@listindiario.comSanto Domingo, RD

Dos escenarios conviven en el municipio de Pimentel: la preocupación por el COVID-19 debido a circu­lación comunitaria en la provincia Duarte (nordes­te del país), y la libertad con la que muchos circu­lan sin tomar en cuenta ni la mínima prevención ante el contagio del virus que supera los 4,100 ca­sos positivos en todo el país, de los que a nivel provincial se registran al menos 416, siendo la zo­na con la mayor tasa de incidencia acumulada por cada 100 mil habi­tantes con 139.2.

Pimentel es el tercer municipio más poblado de los siete que tiene la provincia, solo supera­do por San Francisco de Macorís y Villa Riva.

La preocupación del co­nocido ‘pueblo raro’, que cuanta con 17,864 habi­tantes – de acuerdo a datos del censo 2010 de la Ofici­na Nacional de Estadísticas (ONE)-, es la atención que recibe por parte del Ministe­rio de Salud Pública.

Fue apenas en esta se­mana que se efectuó la primera reunión de la directiva de la regional de salud con sectores del pueblo en el hospital Felipe Javier Achécar, cuando desde la sema­na del 20 marzo ya las autoridades hablaban de la intervención ne­cesaria en la provincia Duarte por la gran con­ taminación, sobre todo en San Francisco de Ma­corís, municipio cabece­ra, y en el cual la mayoría de los pimentelenses ha­ce vida comercial de todo tipo; muchos trabajan y estudian en colegios, ins­titutos y universidades.

En este encuentro, con personal de salud, alcal­día y sectores sociales, se trató sobre medidas pre­ventivas ante el COVID-19 y los protocolos a seguir. Alrededor de 10 personas fueron invitadas a esta re­unión que se hizo en la ex­planada del Javier Achécar y con cierta distancia.

Muertes no aclaradas

Los referimientos que se hacen desde el Javier Achécar al hacia el San Vicente de Paul, ubica­do San Francisco de Ma­corís, son por síntomas o sospecha de la COVID-19 (fiebre, tos…).

Según autoridades mu­nicipales, se han registrado muertes de personas a las que no se les hizo la prueba porque no dio tiempo, por lo que existe la duda entre los pobladores de las causas de estos decesos.

Ya Pimentel ha llorado al menos dos muertes confir­madas del COVID-19, pero desde las elecciones muni­cipales del 15 de marzo a la fecha han muerto alre­dedor de 30 personas, de las que muchas de ellas no se sabe el motivo, dice Yoselin Genao, vicealcal­desa, y quien está al frente del ayuntamiento munici­pal porque el alcalde Martín Rosa está recluido por coro­navirus en la zona macori­sana de aislamiento Agua­yo, donde llevan a pacientes positivos y sospechosos de la enfermedad.

 VICEALCALDESA

Situación es grave “Aquí en la provincia Duarte, después de Ma­corís, que es la cabece­ra, en Pimentel es don­de más se están murien­do. Ni en Castillo ni en Arenoso ni en Villa Riva, de donde es la señora que vino de Italia que fue uno de los prime­ros casos…Porque tú sabes, nosotros nos es­tamos comunicando… Y en Pimentel te digo que esto está catastró­fico”, denuncia la vi­cealcaldesa Greisys Rosario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *